No me vale…


27 de febrero de 2018

No estoy de acuerdo con esa idea que, intencionadamente, se está propagando que ahora hay menos libertad de expresión. Creo que el problema hay que plantearlo al revés, porque se ha hecho de la libertad de expresión un cajón de sastre donde toda vale, y no es así.

Hace cinco o seis años no veíamos o leíamos las burradas que, so pretexto de libertad de expresión, se dicen ahora.

Y no, no me vale que amenazar a alguien de muerte sea libertad de expresión, no me vale que alegrarte por una bomba de ETA sea libertad de expresión, no me vale que insultar la memoria de asesinados sea libertad de expresión, no me vale que exaltar y alabar públicamente a asesinos sea libertad de expresión, no me vale que rapear que a la Constitución “la violen como una puta” sea libertad de expresión (por cierto, no he oído a ningún colectivo feminista quejarse de ello), no me vale que inculpar a los emigrantes por el solo hecho de serlos sea libertad de expresión, no me vale que acusar sin pruebas para hundir públicamente a una persona sea libertad de expresión, no me vale que insultar a quien su único “delito” es no pensar como tú sea libertad de expresión.

Lo curioso, además, es que los que mas se quejan son los que están todo el día opinando (insultando en la mayoría de los casos) sin que nadie les coarte esa libertad de expresión.