𝙈𝙚𝙙𝙞𝙙𝙖𝙨 𝙙𝙚𝙡 𝙂𝙤𝙗𝙞𝙚𝙧𝙣𝙤 𝙘𝙤𝙣𝙩𝙧𝙖 𝙡𝙤𝙨 𝙧𝙞𝙘𝙤𝙨

▶️ Eliminación de la deducción por tributación conjunta en IRPF: que sin embargo, favorece a las rentas medias/bajas. Esto supondría recaudar más de 1.500 millones de euros anualmente (la subida del IRPF a las rentas altas sólo supone unos 144 millones *). ¿La excusa? Incentivar la entrada de la mujer al mercado de trabajo. Es decir, según el Gobierno, las mujeres no se incorporan al mercado de trabajo por una rebaja ANUAL de 1.050,00 € ¿qué habría que decir entonces del ingreso mínimo vital donde se abonan, mínimo, 5.639,16 € al año? [Ahora seguro que alguno se agarrará sólo a esto para criticar: ¡maten al mensajero!]
▶️ Bajada de la deducción por contribuciones a planes de pensiones: porque como el mundo sabe, por ejemplo, el “pobre” de Amancio Ortega necesitará de un plan de pensiones cuando se jubile. Los demás, los no ricos, como todos sabemos, podemos irnos de nuestros trabajos cobrando más de 5.000,00 € al mes durante dos años.
▶️ Peaje en autovías: para que los riquísimos camioneros, transportistas de todo tipo y trabajadores que, a diario, se trasladan a trabajar paguen 4 céntimos el kilómetro. Eso sí, si viajas en Falcon no tienes problemas.
De recortar gastos en ministerios, asesores, niñeras y demás, no, de eso no dicen nada.
Como siempre, lo único que saben hacer es subir impuestos “a los ricos”: electricidad, seguros, diesel, matriculación, tasa Tobin, tasa Google, plásticos, sociedades, refrescos…. Y eso sí, de fondo a estas medidas siempre se escucha el balido de los que las aplauden. 
Lo dicho, ¡que empiecen a temblar los ricos!
#𝐝𝐢𝐬𝐟𝐫𝐮𝐭𝐞𝐧𝐥𝐨𝐯𝐨𝐭𝐚𝐝𝐨
* Nos intentan colar la trola (y con algunos lo consiguen) de los “ricos”, pero estos, el 0,46% de los declarantes, 90.000 contribuyentes en toda España, aportan unos 500 millones de los 70.000 millones que consigue el Estado por IRPF. Es a los “pobres” a los que el Estado nos sangra 69.500 Millones, el 99,95%.