El Tribunal de Arbitraje Deportivo no puede reunirse en sábado o domingo.


Comenta la prensa deportiva que, si el Barcelona decide recurrir a Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) la sanción a Neymar de 3 partidos, éste TAD podría reunirse el sábado o incluso el domingo para resolver el recurso antes del “clásico”.

Si es así, y el TAD decide reunirse en sábado o domingo, sus miembros podrían estar incurriendo en prevaricación y explicamos el por qué entendemos esto.

El TAD es un órgano administrativo, así se recoge en la página del Consejo Superior de Deportes cuando indica que: «El Tribunal Administrativo del Deporte es el resultado de la integración de los ya desaparecidos Comité Español de Disciplina Deportiva (dedicado a la resolución de sanciones) y Junta de Garantías Electorales (procesos electorales). Por tanto, se unifican en un único ÓRGANO ADMINISTRATIVO todas las funciones y competencias revisoras de la actividad federativa en materia de dopaje, disciplina deportiva y de garantía de la legalidad de los procesos electorales que se desarrollan en las entidades deportivas españolas».

En dicha página, se dice que el funcionamiento del TAD se ajusta a lo dispuesto en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común y así lo ratifica el artículo 8 del Real Decreto 53/2014, de 31 de enero, por el que se desarrolla la composición, organización y funciones del Tribunal Administrativo del Deporte. Procedimiento. Cuando dice que: «El procedimiento de tramitación y resolución, ante el Tribunal Administrativo del Deporte, de los expedientes disciplinarios, incluidos los previstos en la Ley Orgánica de protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje en la actividad deportiva y los que se susciten en relación con los procesos electorales en los órganos de gobierno de las Federaciones deportivas españolas se ajustará a lo dispuesto en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, y en las normas específicas que sean de aplicación».

Pero la Ley 30/1992 fue derogada por la Ley 39/2015, de 01 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y, a partir de la entrada en vigor de la misma, se considerarán INHÁBILES no solo los DOMINGOS y los declarados FESTIVOS, como ocurría hasta ahora, sino también los SÁBADOS.

Dispone el artículo 30.2 que siempre que por Ley o en el Derecho de la Unión Europea no se exprese otro cómputo, cuando los plazos se señalen por días, se entiende que éstos son hábiles, excluyéndose del cómputo los sábados, los domingos y los declarados festivos. Cuando los plazos se hayan señalado por días naturales por declararlo así una ley o por el Derecho de la Unión Europea, se hará constar esta circunstancia en las correspondientes notificaciones.

Ni en la Ley 39/2015 ni en el Real Decreto 53/2014 se contempla la posibilidad de la habilitación de sábados o domingos para reunirse los órganos administrativos, en este caso el TAD, por lo que plantearse una reunión del mismo en sábado o domingo podría plantearse la denuncia contra los miembros del mismos, pues el artículo 404 del código penal dice que “la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años”.

De hecho, el TAD solo se ha reunido una vez en sábado, en febrero de 2014 en la que se produjo una reunión del TAD un sábado por la mañana para determinar si Cristiano Ronaldo podía jugar o no un Real Madrid-Elche, pero insistimos, entonces estaba vigente la Ley 30/1992 en la que los sábados eran hábiles. Con la nueva Ley 39/2015, esto es imposible… o no.

Hombre, estirando, y mucho (pero mucho), las normas supletorias, se podría decir que el Acuerdo de 15 de septiembre de 2005, del Pleno del Consejo General del Poder Judicial, por el que se aprueba el Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales, en su artículo 9 dispone que: «De conformidad con lo dispuesto en el artículo 184.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, los Jueces y Tribunales habilitarán aquellos días y horas inhábiles que sean necesarios para la adecuada y puntual tramitación de los diferentes procesos sin dilaciones indebidas». Y así se usó, por ejemplo, contra el abogado Rodríguez Menéndez, por el que habilitaron un sábado para celebrar un juicio porque siempre que lo citaban otro día entre semana alegaba tener un juicio en otra parte, pero entender que resolver lo de Neymar el sábado para no hacerlo el lunes, cuando quedan 6 jornadas de liga en las que cumplir el castigo, es para no incurrir en dilación sonaría tanto absurdo como abusivo y demasiado subjetivo a favor de unos intereses determinados.

Ya veremos.