La instrucción de Hacienda sobre fraccionamientos


25 de enero de 2017

El Real Decreto Ley 3/2016 eliminó la posibilidad de conceder aplazamientos de determinadas deudas tributarias, como las derivadas del pago del Impuesto de Sociedades o del IVA, salvo que se justificase, en este último caso, que las cuotas repercutidas no habían sido pagadas.
Ante el revuelo originado, la Agencia Tributaria ha hecho pública una instrucción que aclara que los autónomos podrán seguir solicitando el fraccionamiento o aplazamiento de las liquidaciones de IVA y otras deudas inferiores a 30.000 euros sin necesidad de aportar garantías con un plazo máximo de 12 mensualidades.
Las empresas también podrán aplazar las deudas inferiores a esos 30.000 euros sin presentar garantías pero solo se les dará un plazo máximo de seis meses.
Igualmente, las superiores a 30.000 euros podrán también fraccionare hasta un máximo de 36 mensualidades, aportando en este caso las correspondientes garantías.
Ahora bien, en caso de que las deudas sean derivadas del IVA, se deberá acreditar que las cuotas repercutidas aún no han sido cobradas.

Texto íntegro de la Instrucción aquí.