Exención del IVA en arrendamiento de vivienda a empresas


19 de enero de 2017

Dos recientes Resoluciones  del Tribunal Económico-Administrativo Central marcan los requisitos para que, en los arrendamientos de viviendas en los que el arrendatario es una persona jurídica que va a destinar las mismas al alojamiento de sus trabajadores, pueda serle aplicada la exención regulada en el artículo 20.Uno.23º.b) de la Ley 37/1992 del IVA.
Este artículo, en su redacción literal, aplica la exención a los arrendamientos destinados únicamente a vivienda del propio arrendatario, siempre que no se subarriende en todo o en parte.
Las resoluciones ahora recaídas establecen que ,en aquellos supuestos en los siendo el arrendatario una persona jurídica, de manera concreta y específica en el propio contrato de arrendamiento, figure ya la persona o personas usuarias últimas del inmueble, es decir, se especifique qué trabajador o trabajadores concretos van a ocupar la vivienda, de manera que se impida el subarrendamiento o cesión posterior a personas ajenas a aquellas designadas en el contrato de arrendamiento, es decir, no teniendo la posibilidad de que la vivienda se destine a su utilización por distintas personas físicas durante la vigencia del contrato de arrendamiento, en los casos que se cumplan esos requisitos, sí puede aplicarse la exención de IVA en el arrendamiento.
En definitiva, debe concretarse en las estipulaciones del contrato de arrendamiento que el contrato se pactó con la única finalidad de que el inmueble fuese objeto de uso por una persona física concreta.